20 de febrero de 2012

Nostalgia

Extraño mi infancia.
Extraño apurarme para ir al colegio, entusiasmarme por llegar y encontrarme con mis amigos. Mi mayor problema en ese entonces no era 'cuanto tengo que estudiar' si no 'seño, se me rompió la punta de mi lapiz amarillo'. ¿Y cómo iba a poder pintar el Sol? Era un problemón. 
Extraño los días donde la inocencia era nuestra, ni se nos pasaba por la cabeza que problemas íbamos a tener de grandes. Teníamos al mundo de 'los grandes' como un mundo soñado; los más grandes del colegio eran héroes de alguna manera. No estábamos seguros de que superpoderes tenían, pero nuestro sueño era llegar a ser héroes y heroínas. 
Estar en el aula con amigos, pintar un dibujo sin pasarse de la raya, unir líneas, sumar 2 + 2, disfrutar del tiempo en el colegio y extrañar a mamá y papá. Eso extraño. 

Las mejores amigas se medían por las veces que habían ido a tu casa, por cuánto las quería tu mamá y por cuántas figuritas de tu álbum favorito te había cambiado. Late, late, nola, late, nola, nola, late. 
Decir que tu cumpleaños se acercaba -aunque faltaban 4 meses- y que ibas a organizar un Pijama Party te aseguraba una popularidad tremenda entre tus amigas. Ojo, de vez en cuando había algún otro amigo que quería colarse a la fiesta de mujeres. Pero sí, tu cumpleaños era en 4 meses y vos estabas organizando en una listita : 
  • a quien invitar [ay no, a esta la odio. a mi mejor amiga, a fulanita no porque estoy peleada...]
  • que comer, incluyendo snacks, comida y postre. [chicas que prefieren? chicitos o 3D? . panchos o hamburguesas? torta con dulce de leche o con crema?]
  • que película ver [y ahí es donde ponían los pocos títulos de películas que conocían y decidían si alquilar de terror o no, ya que muchas eran cagonas]
Y también, como no, el amor del primario. Todos lo tuvimos. Esa/e chica/o que apenas lo viste te gustó. A esa edad no necesitabas saber mucho del otro, te bastaba con saber que se llamaba Pepito. Así que todo empezaba cuando esa/e chica/o te molestaba sin parar o se reía de tus bromas, ESO querida/o amiga/o, eso significaba que la/el chica/o moría por vos. Algunos tuvieron la suerte del noviazgo, otros no. Unos la suerte del primer piquito, otros no. De todas formas, jamás vas a olvidar cuan obsesionada estabas con ese amor de primaria. 

Y solo me falta nombrar una última cosa característica de la primaria. Los temidos y bien formados grupos. 
Así empezaba tu lado social: te hacías amiga de una chica, ella ya era amiga de otra chica y listo, eran 3. Oficialmente las declaro grupo. Y seguían formándose sin parar los dichosos grupos. Eso sí, el día en que se formaron los grupos, se sellaron y no se desarman más. No dejan entrar ni salir. Y a partir de eso encontramos la típica frase '¿de que lado estás?" Y bueeeeeeeeeeeno, hermana, no salís mas de esta. Traicionar a cualquiera de los dos grupos era un delito, un crimen, un pecado capital. 
Así que te decidías y te quedabas de un lado, pero ni se te ocurra asomarte por el otro grupo porque ya te sacaron el cuero hasta con los dientes. 

Ese es el tipo de drama que extraño y no el drama de las responsabilidades, las traiciones, las amistades y los amores. Pero bueno, llegó el momento de madurar y no es opcional, así que a seguir viaje.

6 comentarios:

  1. Che me gusto un montón la entrada, hizo que recuerde toda mi infancia y lo lejos que estoy de ella, rn si cada vez estamos mas lejos de lo que éramos realmente y estamos mas cerca de lo que nunca quisimos ser; ese semi adulto con responsabilidades, con el corazón roto, con la desconfianza a flor, es triste pensar que nos convertimos todo eso que no queríamos ser, y todas nuestras expectativas de lo que era " el mundo adolescente" sean solo promesas falsas que nunca se cumplieron o no nos llenaron.
    Te felicito escribís muy bien y das un punto de vista bastante maduro para alguien de 15 años ( tengo la experiencia de tener amigas mas chicas, pero ninguna tan madura como vos reflejas serlo a través de lo que escribes)

    ResponderEliminar
  2. Claps, como cambia la literatura en 2 años no?
    Me identifique con muchas cosas, sobretodo la parte de como veíamos los grandes. Veíamos una falsa seguridad en sus ojos.

    ResponderEliminar
  3. Es muy cierto, cuando eramos solo niñas que iban al colegio & esperaban el recreo para jugar, pintaban las fotocopias en clase, cantábamos. Eso para mi fue genial. Me encantó todo lo que escribiste, te sigo! ♥

    ResponderEliminar
  4. Aleeeee !! Escribis precioso, me emocione y me remonte a la taan lejana epoca de la primaria.. las cosas van cambiando muy rapido y no muchas veces me sente a refelxionar sobre la simplesa de la infancia. Unos se apura por crecer... recuerdo imaginarme que a los 20 estaria casada y con un baby ! (hace ya casi 4 años q cumpli los 20 y ni se me pasa por la cabeza esa imagen)

    TE AMOOOO NENAA !!! Despues sigo leyendo el blogg

    ResponderEliminar
  5. Me fascino esta entrada, con tan solo leerla me entro una nostalgia tremenda.
    Me encantó tu blog, te sigo; te mando un beso!

    ResponderEliminar
  6. Adoré esta entrada, pasaste tu blog por forms y la verdad que me copé. Escribí varias veces sobre esto pero vos lo describís de una manera increíble, te sigo! voy a seguir leyendo :)

    ResponderEliminar

Ale Giglio Magán. Con tecnología de Blogger.

© Stay strong, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena

Heart Chat Bubble